Project Description

Galería fotográfica

Más de 2.000 médicos vienen cada año a Vitoria para aprender las técnicas desarrolladas por el equipo de BTI

Nombre: Grupo BTI
Ubicación: Vitoria-Gasteiz
Sector: Biotecnología
Número de empleados: Más de 300
Año de fundación: El grupo GAC nació en 1989 y BTI como empresa, en 1999

Eduardo Anitua

Tras la marca BTI Biotecnology Institute hay un entramado empresarial que se estructura a través de distintas sociedades que actúan en diferentes unidades, una clínica en la que se tiende a los pacientes en Vitoria, una planta en el Parque Tecnológico donde se centra la producción mecánica de los implantes, equipos de laboratorio, etc., áreas de I+D, una potente división de Formación y un área de Marketing y Comunicación que incluye una productora de televisión propia para la elaboración de los vídeos de intervenciones y tutoriales para los facultativos que emplean los productos de BTI; siete delegaciones oficiales repartidas por Estados Unidos, Alemania, Canadá, Reino Unido, Italia, Portugal y México y distribuidores en otra quincena de países. Todo ello bajo la presidencia y dirección científica del doctor Eduardo Anitua.

Sin embargo, el nacimiento del grupo no tuvo nada que ver con un proyecto empresarial, sino con la iniciativa personal de este médico estomatólogo, de generar conocimiento que se complementara con su trabajo en la clínica. Los resultados fueron –y son– tan espectaculares que de las 35 personas de los primeros tiempos se ha pasado a más de 300, el 85% licenciados superiores multidisciplinares -médicos, farmacéuticos, biólogos, ingenieros, etc.-, de los cuales 50 se dedican exclusivamente a I+D. Cuenta con 46 familias de patentes (más de 200 en total) y 193 marcas registradas; ha publicado 300 artículos científicos y 12 libros; y el propio Anitua es profesor en 50 universidades de todo el mundo. Es raro el día que no recibe una invitación para dar una conferencia en cualquier país.

Por sus aulas en el Alto de Armentia pasan cada año más de 2.000 médicos de todas las especialidades para aprender las técnicas desarrolladas en Vitoria y prácticamente todos los equipos deportivos de elite mundial, desde fútbol a la NBA, tenis o motociclismo, utilizan el protocolo descubierto por Anitua para tratar las lesiones musculares por sus ventajas clínicas y por acelerar un 40% las recuperaciones.

La investigación llama a la investigación y así, actualmente, BTI trabaja en tres líneas muy diferentes: implantología, terapia regenerativa y apneas del sueño. En la primera, esta empresa vitoriana es líder mundial en I+D, en competencia con países como Estados Unidos, Alemania o Suiza, donde destaca por producir uno de los mejores implantes del mundo.

Generar conocimiento, transmitirlo, curar personas y ayudar a la mejora de su calidad de vida ha convertido a BTI en una empresa con alma. Su equipo humano tiene una media de edad de 35 años y un 55% son mujeres. Aunque la necesaria súper especialización de sus miembros genera ciertas dificultades para contratar y obliga a la formación interna. BTI invierte en investigación y desarrollo el 100% de sus beneficios desde su fundación hace 28 años, algo inusual en el mundo empresarial.

El Premio Príncipe Felipe a la Innovación supuso un punto de inflexión en la historia de esta empresa que ha apostado por generar conocimiento desde Vitoria al mundo, con las dificultades que tiene internacionalizarse en este sector desde una pequeña ciudad vasca.